jueves, noviembre 16, 2006

Ansiedad

Ansiedad de tenerte en mis brazos
musitando palabras de amor
Ansiedad de tener tus encantos
y en la boca volverte a besar

Tal vez esté llorando al recordarte,
tus lágrimas son perlas que caen al mar
y el eco adormecido de este lamento
hace que esté presente en mi soñar

Quizás esté llorando tu pensamiento,
estreches mi retrato con frenesí
y hasta tu oído llegue la melodía salvaje
y el eco de la pena de estar sin ti.

Tal vez esté llorando al recordarte . . .
Por la ansiedad de tenerte en mis brazos

y el eco de la pena de estar sin ti.



Preciosa canción, yo conozco la versión de Nat King Cole, con esa tremenda voz nasal y la de Antonio Vega de El Sitio de Mi Recreo.
Esta canción siempre viene a mi pensamiento en determinados momentos, los cuales no quiero describir ahora,...

Cuídate y un abrazo

4 Comments:

At 2:02 p. m., Anonymous isengard said...

Una canción preciosa. A mí en ciertos momentos me venía a la cabeza una parecida, la de "Reloj, no marques las horas, haz esta noche perpetua, para que nunca se aleje de mí, para que nunca amanezca... Reloj, detén tu camino, porque la vida se acaba, ella es la estrella que alumbra mi ser, yo sin su amor no soy nada."

Un abrazo!

 
At 10:30 a. m., Blogger José María Díaz Carmona said...

"Reloj, detéééééén tu camino, ...." efectivamente otra canción preciosa. No sé si es original de Los Panchos, también me parece muy bonita. La verdad es que hay veces que a la gente no le gusta reconocer que le gustan Los Panchos, o similares,... a mi no me importa.

Un abrazo!!!!

 
At 1:09 a. m., Anonymous Anónimo said...

Pues... hablando de Antonio Vega... a mi, la verdad, me pone los pelos de punta "Una décima de segundo" ... ¡Vaya! que gran canción.

Un momento en una agenda
una décima de segundo más.
Vuela, va saltando de hoja en hoja
mil millones de instantes de que hablar.

Una ráfaga de aire frío,
un molino de viento hace girar.
Sigue, va rodando sobre su eje
describiendo una trayectoria más.

Y es que no hay nada mejor que imaginar,
la física es un placer.
Es que no hay nada mejor que formular,
escuchar y oír a la vez.
Mide el ángulo formado por ti y por mí,
es la solución a algo muy común aquí.

Ahora tú no dejes de hablar.
Somos coordenadas de un par.
Incógnita que aún falta por despejar.

Busca un libro que diga "como",
luego otro que se titula "si",
un tercero llamado "nada",
es la forma del círculo sin fin.

Y es que no hay nada mejor que revolver
el tiempo con el café.
Es que no hay nada mejor que componer
sin guitarra ni papel.
Paralelas, vienen siguiéndome.
Espacio y tiempo juegan al ajedrez.

Ahora tú, no dejes de hablar.

¡Besos!

 
At 6:59 p. m., Blogger José María Díaz Carmona said...

Se dejaba llevar por ti,...

Azul, líneas en el mar,
que profundo y sin domar
acaricia una verdad.
Eh, tú, no lo pienses más,
o te largas de una vez
o no vuelves nunca hacia atrás.
Se dejaba llevar,
se dejaba llevar por ti,
no esperaba jamás
y no espera si no es por ti.
Nunca la oyes hablar,
sólo habla contigo y nadie más,
nada puede sufrir,
que él no sepa solucionar.

Temor, alcohol de quemar,
pon tus manos a volar
o en tus ojos el terror.
Azul, vuelve a reflejar
y fundido con el sol
reina un sueño con sonido a mar.

Se dejaba llevar...

 

Publicar un comentario

<< Home